Es noticia

“Lo que Montoro nos da ahora nos los quitará por otro lado”

GESTHA: “Lo que Montoro nos da ahora nos los quitará por otro lado”

Por Violeta Muñoz

Publicado el 6 de julio de 2017 en:  El Boletín 25

“En un contexto de déficit de cuentas públicas y de elevado endeudamiento parece que no es el mejor momento para plantear una rebaja impositiva”, valora el Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha). “Sobre todo porque estamos en el protocolo de déficit excesivo, nuestras cuentas están siendo revisadas por la UE, y necesitamos rebajar el endeudamiento”, critica su portavoz José María Mollinedo, respecto al pacto de Hacienda con Ciudadanos para aumentar de 12.000 a 14.000 euros los sueldos que no pagarán IRPF.

Esta propuesta, que se activaría en 2018, no es más que un movimiento “político” para los técnicos, que recuerdan que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, defendía a principios de mes que no podía acometer una bajada de impuestos. Argumentaba que debía afrontar “el rescate de la deuda de las autovías” y que una bajada de impuestos no era factible. Pero hoy, Albert Rivera ha anunciado un acuerdo con Montoro para una rebaja fiscal “que beneficia a tres millones y medio de familias” y que costará 2.000 millones a las arcas públicas.

“Ahora parece que se aprueba, y las autovías las asumiremos ¿cómo? Está claro que a cambio de otra cosa, por ejemplo a cambio de la tradicional falta de ejecución presupuestaria, que es la forma de hacer recortes sin que se conozcan”, critica Mollinedo, a falta de que Hacienda concrete de qué forma vehiculará la reforma, solo conocida por una de las partes del pacto.

“Tenemos mucha experiencia sobre esto: cuando en 2016 se suprime el pago mínimo de impuesto de sociedades, para las grandes empresas de más de 20 millones de ventas, cuando se observa el desplome, se tiene aprobar por un decreto ley de forma urgente para recuperar 8.000 millones de euros de la recaudación que en abril se dejaron de ingresar”, explica el técnico a ElBoletin.com.

Gestha considera que la medida, defendida por Rivera como condición para apoyar el techo de gasto de 2018 del Gobierno de Mariano Rajoy, no es propia de este ciclo económico: “Esta rebaja impositiva estaría justificada en un momento de atonía de la actividad económica, para conseguir ese movimiento anticíclico de aumento del consumo”, explica Mollinedo. Pero recuerda que, aunque la recuperación no haya llegado a todos los ciudadanos por igual, la realidad es que “hay crecimiento económico” y esa recuperación será un estímulo por sí misma, sin necesidad de privar de esos 2.000 millones al Estado.

Los técnicos creen que, incluso de darse un superávit presupuestario en este contexto, lo deseable sería o bien reducir “ese casi 100% de deuda sobre el PIB, o bien recuperar el gasto social sometido a austeridad durante los últimos años”.

“Al final lo que nos dan por una mano nos lo quitan por otra”, lamenta. El sindicato aboga por hacer un estudio sobre la reforma tributaria donde intervengan todos los actores sociales: organizaciones empresariales, las patronales, las organizaciones sociales, etc., “para definir el modelo de país que queremos, y tratar de mejorar los principios constitucionales del artículo 31, de progresividad, igualdad, justicia.

El ahorro, en los cálculos del sindicato

Los técnicos calculan que la ampliación para el próximo año de la no obligatoriedad de declarar el IRPF para quienes ingresen entre 12.000 y 14.000 euros podrá beneficiar a cerca de un millón de contribuyentes, que podrán ahorrarse unos 800 euros de media -aunque un porcentaje de estos, por diversos motivos, seguirán soportando la carga del impuesto, como ocurre actualmente con más de un millón de perceptores de ingresos inferiores a 12.000 euros-. El coste de esta medida superará los 750 millones de euros.

Al coste del acuerdo, se tendrán que añadir otros 830 millones de los que se beneficiarán 750.000 personas con cónyuge con discapacidad a cargo, ascendiente anciano a cargo y deducción adicional al cuarto hijo, que podrían obtener un descuento de 1.200 euros de media.

Finalmente, otros 1,6 millones de declarantes de entre 14.000 y 17.000 euros obtendrán un ahorro medio de 250 euros, que implicará un coste de 420 millones, si el coste total de la rebaja es de 2.000 millones tal como se anuncia, aunque el Ministerio de Hacienda aún no ha concretado cómo va a afectar la rebaja impositiva a estos declarantes.

No obstante, Gestha reitera la necesidad de que se lleve a cabo una reforma fiscal integral que dé estabilidad a las bases del sistema tributario español. “En un momento de crecimiento económico es necesario reforzar la política fiscal para que el país esté preparado ante futuras crisis económicas y momentos de caída de la recaudación”.

Consecuencias sobre las regiones y ayuntamientos

Por otro lado, GESTHA no entiende que se aprueben rebajas impositivas “para que municipios y comunidades autónomas reciban menos. No va, en nuestra opinión, en la buena dirección, al menos en este momento”, afirma Mollinedo.

Recuerda que uno de los puntos clave en la comisión de expertos del Ministerio es tratar el déficit de municipios y regiones, que se verían afectados por la reforma al recibir menos tributos en su reparto con el Estado.

“Esto parece que son bandazos, quito una cosa y luego la repongo. Quito el impuesto y luego pongo otro. No parece que esto sea demasiado acorde con la realidad que tenemos”, critica el técnico. “Nosotros preferimos que no se nos rebaje el impuesto de IRPF ahora para que luego no haya una nueva subida impositiva, por ejemplo en los impuestos especiales sobre gasóleos, para recuperar esos 2.000 millones”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *