Ecología Es noticia

Notre-Dame-des-Landes: cuatro décadas de conflicto (1) LA LUCHA

Elementos de historia y análisis sobre la lucha en Notre Dame des Landes (Francia) Relato a varias voces

 

Extracto del artículo:  https://zad.nadir.org/IMG/pdf/elementos_de_historia_y_analisis_nddl-2.pdf Escrito en 2014.

 

De ocupas de la ZAD de NDDL y el grupo GPII (contra los grandes proyectos inútiles impuestos) de la” Coordinación de los opositores” (en realidad, de organizaciones opositoras), escrito para este folleto, diciembre del 2014.

 

Este texto ha sido elaborado antes de la partida a México de varias personas implicadas en la lucha contra el aeropuerto de Notre-Dame-des-Landes (NDDL) con ocasión del Primer Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías contra el Capitalismo del 21 de diciembre de 2014 al 4 de enero de 2015:  “donde lxs de arriba destruyen, lxs de abajo reconstruimos”.

Es el fruto de una reflexión común entre disintxs actores y actrices de esta lucha, que se codean en este campito magnífico y por ahora preservado del apetito destructor de la multinacional Vinci: evoca los éxitos, las alegrías, los problemas… ¡Vamos, la vida misma!

Resistencia tenaz al proyecto de aeropuerto

El proyecto de aeropuerto de NDDL se sitúa en una zona de bocaje* a 30 km de la ciudad de Nantes, en el oeste atlántico de Francia. La zona destinada específicamente al proyecto de aeropuerto representa 1650 hectáreas, pero a éstas hay que añadir todas las tierras que serían cubiertas de hormigón para los accesos (carreteras, tren, tranvía, etc.) y los polígonos industriales o comerciales que lo rodearían inevitablemente. La multinacional VINCI, gigante mundial de la construcción, ha obtenido la concesión y la gestión del proyecto por 55 años, como parte de un sofisticado montaje de proyectos de inversión “pública- privada” (44% de la financiación viene de fondos públicos). Este proyecto megalómano se inscribe dentro de la política de desarrollo regional de la “metrópolis de Nantes” (rebautizada “necrópolis de Nantes”), en un contexto global en el que las grandes ciudades son gestionadas como empresas que entran supuestamente en competencia las unas con las otras.

Esta visión la presentan como la única posible, a expensas de una acumulación de mentiras, falsificación de necesidades, de su evolución y del proyecto mismo (técnicamente, pero también de costes, financiación,…). El proyecto se disfraza con atuendos pseudo-medioambientalistas (¡aeropuerto “verde” con sello de “Alta Calidad Medioambiental”! ), como parte de un capitalismo verde adornado de todas las virtudes.

A pesar de que los procedimientos administrativos de consulta a la población tuvieron lugar, jamás han tomado en cuenta la fuerte oposición de las poblaciones implicadas. No toman tampoco en consideración la existencia

-puesta en evidencia por distintxs expertxs- de una solución alternativa que sería la optimización del actual aeropuerto de Nantes (llamado “Nantes Atlántico”), cuya capacidad (por superficie y pista) es comparable a la de los mayores aeropuertos europeos.

Por otro lado, el emplazamiento reservado para el proyecto es una gran zona húmeda preservada, que se encuentra a la cabeza de dos cuencas hidrográficas y que alberga grandes poblaciones de especies protegidas, entre las cuales se encuentra el tritón crestado, la rata de agua y la salamandra.

Desde hace 40 años, el proyecto ha generado una firme oposición, primero por parte de lxs campesinxs y de lxs vecinxs afectadxs, y después por numerosas personas solidarias. A éstas se añaden a partir de 2009 las personas que vienen a ocupar los espacios abandonados para apoyar esta resistencia. Estxs ocupas dan un sentido nuevo a las siglas ZAD que se convierten en Zona A Defender (antiguamente Zona A Desarrollar Diferidamente, estatuto legal del Estado que permite al gobierno regional tener

durante muchos años la prioridad de compra de las tierras). La situación particular de la ZAD, que crea unas condiciones únicas de tiempo y de espacio, ha permitido que muchas experimentaciones fructuosas puedan desarrollarse a través de la ocupación. En abril-mayo de 2012, 8 personas emprenden una huelga de hambre que durará 28 días hasta arrancar al gobierno un compromiso a no desalojar a lxs vecinxs y campesinxs “históricxs”, a la espera de ciertos recursos jurídicos.

Poco después, esta lucha se encuentra de repente en el punto de mira en octubre de 2012 cuando el gobierno envía a 1500 gendarmes para desalojar a casi un centenar de ocupas ilegales (la “operación César”). Una movilización de una magnitud excepcional, tanto de lxs ocupas de la ZAD como de las poblaciones de los alrededores, logra hacer fracasar esta operación. Esta resistencia a la operación César y la continuación de la lucha bajo todas sus distintas formas han permitido que el comienzo de las obras sea suspendido hasta el resultado de todos los recursos jurídicos.

Entusiasmados  por estas experiencias llenas de determinación y de esperanza, nuevas ZAD ven el día contra otros proyectos de desarrollo por los cuatro rincones de Francia, desde la ocupación de un bosque hasta la construcción efímera de cabañas urbanas, y más de 200 comités de apoyo se crean a escala nacional e incluso internacional.

Las fuerzas en la lucha de NDDL

Las organizaciones de oposición

En los años 1970, el mundo campesino se moviliza desde el anuncio del  proyecto de aeropuerto: la ADECA (Asociación en Defensa de los Agricultores Afectados por el Aeropuerto) creada en 1973 arranca entonces el derecho que jóvenes campesinos puedan seguir instalándose, y que la ZAD no se vuelva un enorme conjunto de terrenos baldíos. En el año 2000, tras 20 años de somnolencia, el gobierno socialista vuelve a activar el proyecto. La ADECA retoma entonces sus actividades: junto al sindicato “Confederación Campesina”, lleva a cabo el combate en defensa de las tierras agrícolas, y tras la “Declaración de Utilidad Pública” el apoyo a lxs propietarixs y agricultorxs que rechazan las negociaciones con Vinci.

Aún en el 2000, se crea la ACIPA (Asociación Ciudadana Inter-municipal de las Poblaciones afectadas por el proyecto del Aeropuerto) con el objetivo principal de divulgar información entre la población. Su estrategia se basa en tres pilares: acción ciudadana (información y resistencia en el terreno), acción jurídica (todos los recursos posibles en cada etapa y a todos los niveles) y acción política (tomando en cuenta que sólo una decisión política podrá aceptar la imposibilidad de hecho de llevar a cabo el proyecto).

En 2004, la ACIPA federa las fuerzas de oposición presentes (asociaciones, partidos políticos, sindicatos y colectivos) y así nace la Coordinación de los opositores (en realidad de las organizaciones opositoras). Hoy en día, más de 50 grupos constituyen esta coordinación que organiza colectivamente reuniones de información, manifestaciones y encuentros de varias decenas de miles de personas. La mayoría de estos grupos adhieren a los tres pilares de la ACIPA, difunden en su seno las informaciones relativas a la lucha y respaldan las movilizaciones.

En 2009, algunxs políticxs se reúnen en colectivo y crean dos años más tarde la asociación CéDpa (Colectivo de Politicos Electos que Dudan de la Pertinencia del proyecto del Aeropuerto) para informar a lxs demás politicxs, estudiar los informes, financiar los estudios de contra-peritaje y defenderlos frente a los servicios del Estado.

En 2011, muchxs campesinxs de los alrededores se reúnen para apoyar a sus colegas amenazadxs. El Colectivo de Organizaciones Profesionales Agrícolas Indignadas por el proyecto de aeropuerto (COPAIN 44) ha apoyado, junto a la ADECA y la Coordinación, la protección de lugares de lucha ocupados, ha mantenido una presencia campesina muy fuerte en manifestaciones, y ha  ocupado en la ZAD la granja de Bellevue a principios de 2013.

Otras fuerzas específicas muestran la implicación de la sociedad civil en esta lucha y aportan su asesoramiento:

– un colectivo de juristas interviene en la preparación de todos los recursos jurídicos (los recursos actualmente bajo estudio tratan de las leyes de protección hidrológica y de las especies protegidas).

– los “Naturalistas en Lucha” han demostrado, entre otros, que la “compensación ecológica” (en un enfoque de “greenwashing”) sería en realidad una destrucción

– un colectivo de pilotos (sobre las características técnicas de los aeropuertos)

– un colectivo de geógrafxs (sobre el desarrollo regional)

– colectivos de artistas y de arquitectxs.

Aunque no estén estructuradxs en torno a una asociación, lxs campesinxs que resisten representan una fuerza en el terreno al rechazar irse pese a la expropiación y cultivando 400 hectáreas en el corazón de la zona. Del mismo modo, un grupo de 30 propietarixs se constituye para hacer todos los recursos jurídicos que les conciernen para oponerse al proyecto.

Estas organizaciones se juntan específicamente para luchar contra el proyecto de aeropuerto, denunciándolo como la expresión de un modelo de sociedad que rechazan; se definen como ciudadanas. Basan su estrategia sobre la modificación del desequilibrio de poder a través de la convicción y la movilización del mayor número posible de personas.

Todos estos grupos están de acuerdo sobre la importancia –para preservar la zona– de la ocupación del terreno, así como del mantenimiento de las actividades agrícolas, variadas, respetuosas del medio ambiente, llenas de porvenir gracias a los trabajos colectivos y las experimentaciones. También defienden el respeto de los derechos y realidades de lxs campesinxs presentes desde hace mucho tiempo y actualmente expropiadxs, ocupas de sus tierras.

Alrededor de estas estructuras más o menos definidas, varias decenas de miles de ciudadanxs se movilizan para denunciar lo absurdo que es este proyecto de aeropuerto, “Gran Proyecto Inútil e Impuesto” (GPII).

 

El movimiento de ocupación de la ZAD

 

En 2009, mientras que lxs campesinxs instaladxs en la zona se preparan a rechazar la compra de sus tierras y llegar a la fase de expropiación, un colectivo de “Vecinos que resisten” saca una llamada a ocupar las casas vacías y los terrenos abandonados en  la zona, con el fin de ser más numerosxs resistiendo en el terreno. Así es como poco a poco se instalan nuevxs vecinxs, tanto en las casas vacías que son sistemáticamente ocupadas, como cultivando los terrenos o construyendo –con mucha imaginación y material reciclado– cabañas en los árboles y en la tierra, chozas, yurtas, domos…

Unas 80 personas vivían ilegalmente en la zona cuando las autoridades lanzan el 16 de octubre de 2012 la operación César, gran operativo de desalojo de los lugares ocupados. Este operativo terminará por fracasar gracias a la resistencia tenaz tanto de lxs ocupas (a menudo llamadxs “zadistas”) que alzan barricadas para impedir el paso a las maquinarias de destrucción y a las fuerzas “del orden” que las protegen, así como gracias al apoyo masivo de lxs oponentes “historicxs” y del conjunto de la población escandalizada por los desalojos y las destrucciones de los lugares habitados. Cientos de personas se turnan para construir o defender las barricadas, o aportar apoyo logístico (comida, material médico, de construcción, ropa caliente, acogida en sus casa para algunas noches de reposo). Esta ayuda es aun más valiosa debido a que las condiciones de vida se habían vuelto difíciles (destrucción de los hogares, el frío, las lluvias abundantes y por tanto el barro omnipresente). La “Vache Rit”, hangar agrícola utilizado por uno de lxs campesinxs que rechaza la expropiación, y lugar de resistencia inaugurado por la Coordinación de la oposición en diciembre de 2007, acoge a las personas sin techo durante varias semanas, evitando así la dispersión de la gente, y permitiendo tener un centro neurálgico de la resistencia.

Estas semanas de revuelta marcan un hito decisivo en la lucha: se crean más de 200 comités de apoyo, manifestaciones y acciones se desencadenan por todo Francia, un apoyo material enorme se pone en marcha en pocos días. El 17 de noviembre, más de 40.000 personas se reúnen para una manifestación de reocupación con el fin de reconstruir colectivamente un lugar de organización en la zona. Diez casas y decenas de cabañas habían sido destruidas durante la operación, pero en el acto son reconstruidos muchos hogares más.  El movimiento de ocupación se ha visto reforzado a lo largo de los años, tejiendo lazos localmente y organizándose en grupos informales pero también en torno a estructuras temáticas : el equipo “médic” de primeros auxilios; los grupos de medios libres y de comunicación externa; el equipo de apoyo jurídico; la asamblea agrícola “siembra tu ZAD”. La diversidad de identidades políticas y de visiones del mundo se encuentra asimismo dentro de este mundillo, a pesar de que desde el exterior se vea como una entidad homogénea, “la ZAD”. Sin embrago se cruzan corrientes como el feminismo, el veganismo y el anti- especismo, el primitivismo, el insurreccionalismo, el nuevo campesinado, el ecologismo, el vagabundeo… Lxs ocupas se organizan a distintas escalas (por colectivos de residencia, por grupos de trabajo, por proyectos, por afinidad, por actividad) de forma duradera o puntualmente, de manera más formal o espontánea.

Si algo une a todas estas personas es sin duda la crítica amplia al sistema capitalista y al modelo de vida que nos querría imponer. Esto, tratando de estar ancladxs en un territorio en lucha y defenderlo; lxs ocupas buscan una autonomía material y un funcionamiento horizontal y se oponen, por la acción directa, a las políticas de destrucción.

*NdT : el bocage es un paisaje compuesto de pequeñas parcelas irregulares (tierras de cultivo y prados), separadas entre sí por setos vivos y por árboles que  a menudo bordean los caminos. Es típico de las regiones atlánticas de Europa como la Bretaña francesa.

 ___________________

Más sobre este tema en esta web:

 

Notre-Dame-des-Landes: cuatro décadas de conflicto (2)

http://wp.me/p8po7Q-jV

Notre-Dame-des-Landes: cuatro décadas de conflicto (3)

http://wp.me/p8po7Q-jX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable P. Juana Posadas. +info....
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios.. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.