Justicia Económica

Pobreza y hambre en España

Pobreza y hambre en España, las cifras presentadas.

Extractos del Informe de España para el Examen Nacional Voluntario 2018, confeccionado en junio de 2018.

1er ODS: Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo

[…] En España la crisis económica provocó un aumento de las situaciones de exclusión y desigualdad social y modificó los perfiles de las personas en esas situaciones. Un aumento que se debió a la rápida subida del desempleo durante la crisis.

No obstante, el inicio de la recuperación económica y la creación de empleo no están suponiendo una disminución de las cifras de pobreza y desigualdad. En cualquier caso, esta vuelta a la situación precrisis es una tarea larga, compleja y en la que todos deberemos aunar esfuerzos, administración central, autonómica y local y tercer sector. Así, lo muestra la tabla 1, que recoge el indicador 1.2.1 que refleja la población que vive por debajo del umbral nacional de pobreza. En el mismo aparece que un 21.6% de la población española en 2017 (con datos de ingresos de 2016) vive por debajo del umbral nacional de pobreza (60% de ingresos medios), y que la crisis lo que ha supuesto es un aumento del porcentaje de personas en todos los grupos de edad que viven por debajo del umbral nacional, 31% menores de 16 años; 21.9% de 16 a 64 y de un 14.8% para mayores de 65 años.

Cabe destacar el aumento de esta tasa para los mayores de 65 años (de 1.8 puntos). Por su parte, la tasa de riesgo de pobreza para los menores de 16 años se situó en el 28,1%, siendo 6,5 puntos superior a la del conjunto de la población. El punto álgido para las mujeres fue el año 2017 (22,2%) y para los menores de 18 el año 2014, año en el que un 30,5% de los menores de 18 años se encontraba por debajo del umbral de la pobreza.

Tabla 1. Proporción de la población que vive por debajo del umbral nacional de la pobreza,desglosada por Sexo (% )

Sexo 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017
Ambos sexos 19,8 20,4 20,7 20,6 20,8 20,4 22,2 22,1 22,3 21,6
Hombres 18,4 19,4 20,1 19,9 20,7 20,9 22,4 22,5 22,6 21,0
Mujeres 21,2 21,3 21,3 21,4 20,9 19,9 22,1 21,8 22,1 22,2

Fuente: INE, Encuesta de condiciones de vidade vida.

 

Tabla 2. Proporción de la población que vive por debajo del umbral nacional de la pobreza, desglosada por edad (% )

Edad 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017
Menores de 16 años 26,8 28,9 28,8 27,2 26,9 26,7 30,1 28,8 28,9 28,1
De 16 a 29 años 18,1 18,3 21,4 22,3 25,3 24,2 27,6 29,2 29,6 28,5
De 30 a 44 años 17,6 18,5 18,8 19,7 21,2 20,7 22,9 21,8 21,3 19,7
De 45 a 64 años 15,2 16,0 16,4 17,1 18,0 19,0 21,0 21,4 21,9 20,6
65 y más años 25,5 23,8 21,8 19,8 14,8 12,7 11,4 12,3 13,0 14,8

Fuente: INE, Encuesta condiciones de vida.

Por CCAA, según la Encuesta de Condiciones de Vida del año 2017 (ingresos del año 2016) los valores más altos en la tasa de riesgo de pobreza (sin considerar el valor del alquiler imputado) correspondieron a: Extremadura (38,8%), Ceuta (32,5%), Andalucía (31%), Canarias (30,5%). Y los más bajos a: País Vasco (9,7%), Comunidad Foral de Navarra (8,3%), La Rioja (9,7%).

[…]

2.º ODS.   Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible

El ODS 2 tiene como objetivos poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible para el año 2030. Sus metas atienden en primer lugar a la mejora de la alimentación a través del acceso de todas las personas a una alimentación sana, nutritiva y suficiente y la erradicación de todas las formas de malnutrición, y se ocupan también de la producción de alimentos, la agricultura y en general el sistema alimentario. La Encuesta de Condiciones de Vida (INE) muestra cómo el porcentaje de personas que sufre carencia material alimentaria, medido a través del porcentaje de personas que no pueden permitirse una comida con carne, pollo o pescado una vez cada dos días, alcanzó su valor máximo el año pasado, 2017 con un valor de 3,7%. Por sexo, las mujeres se encuentran ligeramente peores que los hombres (tasa del 3,8% en mujeres frente al 3,5% en hombres). Finalmente, por edades, el grupo más afectado es el de los menores de edad, cuya cifra en el 2017 es del 3,4%, destaca también la carestía en las personas mayores de 65 años, cuya tasa se ha aumentado en más de un punto en un año pasando del 2,2 en 2016 a 3,3%.

 

Tabla 5. % de personas con carencia material por sexo: “No puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días

Sexo 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017
Ambos sexos 2,2 2,1 2,6 3,2 2,6 3,5 3,3 2,6 2,9 3,7
Hombres 2,4 2,1 2,6 3,1 2,8 3,4 3,4 2,7 2,8 3,5
Mujeres 2,0 2,1 2,6 3,2 2,3 3,5 3,2 2,5 3,0 3,8

Fuente: INE, Encuesta de Condiciones de Vida

 

Tabla 6 .% de personas con carencia material por edad: “No puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días”

  2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017
Menores de 16 años 2,4 2,4 2,8 2,8 2,5 3,6 4,2 3,2 3,2 3,4
Menos de 18 años 2,5 2,4 2,9 2,8 2,6 3,7 4,3 3,2 3,2 3,4
De 18 a 64 años 2,0 2,0 2,5 3,2 2,5 3,5 3,4 2,7 2,9 3,8
65 y más años 2,5 2,5 2,9 3,5 2,7 3,1 1,8 1,8 2,2 3,3
Total 2,2 2,1 2,6 3,2 2,6 3,5 3,3 2,6 2,9 3,7

Fuente: INE, Encuesta de Condiciones de Vida

 

Por ello, se plantea revertir las situaciones de desigualdad que puedan generar problemas de hambre y desarrollar servicios sociales y redes de apoyo que la eviten el hambre en la nuestra sociedad española. Estos dos problemas, en España, están fundamentalmente ligados a situaciones de pobreza, vulnerabilidad social y marginación. Además, en el segundo, incide una casuística mayor, que recoge los aspectos exclusión que, sin duda, influyen en la nutrición, pero que, además, incluye otros aspectos como modalidades de consumo no sostenibles o hábitos no saludables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *