Justicia Económica

Presupuestos generales del estado 2018

Presupuestos generales del estado 2018 o la continuidad en la destrucción del “bienestar”

Es obvio que cualquier persona de izquierdas o simplemente progresista no puede apoyar el proyecto de presupuestos de 2018 del Gobierno Rajoy. Presupuestos además mentirosos pues incluso siendo restrictivos, aplicando a rajatabla las políticas de austeridad Troika y MEDE representan una vuelta de tuerca y un paso más en la destrucción del Estado, la seguridad social, las pensiones, el empleo y todo lo de eje público e infraestructuras públicas, pues disminuyen la recaudación y por tanto son inaplicables. Lo cual hace pensar que muchas partidas sociales e inversoras, no se van a aplicar. Veamos.

Para comenzar hay que hacer algo de pedagogía, los presupuestos generales de cualquier estado se basan en los impuestos. La recaudación de impuestos es clave y es derechista exigir bajadas o eliminación de impuestos. Pero claro, la diferencia entre neoliberalismo y socialismo coherente está en cómo recaudarlos y quien debe aportar más. El PP, pero también el PSOE de Zapatero habían caído en la trampa de rebajar impuestos. El PP además, demagogia y mentiras aparte es experto en que parezca que se los rebaja a todo el mundo cuando en realidad la mayor parte de esas rebajas son a grandes empresas, bancos y fondos privados, además de al Ibex y a las multinacionales extranjeras. Esto provoca un menor ingreso y por tanto la conclusión es que este año una mejora económica superior al 2,5% el gasto o inversión social tan solo es del 1,1% luego ya tenemos un desfase. Menos gasto o inversión. En realidad es mejor dejar de utilizar el concepto liberal de gasto y comenzar a hablar de inversión pública.

Veamos ejemplos, desde 2007 a 2017 solo sube el IVA que todos incluidos pensionistas, personas paradas y niños pagamos. Pero sin embargo el impuesto de sociedades (que es el que pagan las empresas y el capital) ha bajado escandalosamente, lo que quiere decir que a pesar de la crisis y desde luego no en el sector de los autónomos o pymes, las grandes empresas y bancos han tenido rebajas muy importantes, lo cual va directamente en contra de la sanidad, la educación o las prestaciones públicas. Es decir manos dinero para inversión social.

Como las rebajas siguen en modalidad gato por liebre a las y los pensionistas se les engaña con unas rebajas en el IRPF que a todos no les afecta y a las familias en los sueldos se les aplica unas rebajas tan mínimas que no se enteran y a cambio de estas mentirosas rebajas y perdón por la redundancia se deteriora la sanidad, los colegios y universidades públicas o las pensiones. Pensiones que deben pasar a ser incluidas en los PGE, pues además hay que denunciar con fuerza que el PP ha robado miserablente la hucha de las pensiones, con el silencio de todos los miembros del Pacto de Toledo.

Pero los presupuestos también nos indican que modelo de crecimiento se pretende. Estos propuestos 2018 siguen con el sol (turismo) y vuelta al ladrillo. Es decir crecimiento malo, temporal y de destrucción de territorio y privatización en muchas ocasiones por la cara, de espacios urbanos y playas. Todo esto con empleos de muy mala calidad y peor pagados. No hay ninguna apuesta seria por la innovación, la economía ecológica o la industria no contaminante, incluso simplemente industria. Pero es que además gracias al partido de Ribera, Ciudadanos, se van a incentivar los malos salarios y premiar a las empresas explotadoras (que son la inmensa mayoría) con una aportación a jóvenes mal pagados de 430€ mensuales durante 18 meses tan solo, lo que provoca una subvención encubierta a explotadores, que pagando malos sueldos, consiguen trabajadoras y trabajadores subsidiados que pagamos entre todas. Vamos un robo tras otro.

A todo esto las pensiones y no todas, solo las más bajas van a recibir una subida, dicen del 1,5% lo cual ni les compensa las pérdidas sufridas durante años, ni les va a sacar de la pobreza. No se recoge la revalorización de pensiones. Pero es que la totalidad del llamado por los neoliberales gasto social, es decir inversiones sociales ya definidas anteriormente tan solo sube un total del 1,1% con lo que el deterioro sanitario, por ejemplo se deteriora más. Continuará y se incrementará si no se frena, la privatización sanitaria. Pero es que además fruto de las rebajas fiscales la recaudación de las Comunidades Autónomas baja, también los Ayuntamientos que a su vez viven en una gran parte de los presupuestos generales del estado y esto no es bueno tal y como algunos demagogos fascistas tratan de hacer creer (por ejemplo Cs.), pues la atención sanitaria y educativa está transferida a las CCAA luego exigir mejoras en salud y no criticar al Gobierno del Estado por su mala distribución del presupuesto es caer en la trampa del PP, pero también de la Troika y de la Unión Europea. No olvidemos que Ayuntamientos y sobre todo Comunidades Autónomas viven por ley de los PGE.

Todo esto además tendrá una repercusión muy negativa en el llamado Techo de Gasto que la UE impone pero que el PP aplica con especial saña criminal, pues limita el endeudamiento financiero de gobiernos locales, su capacidad de invertir en mejoras urbanas, por ejemplo. También autonómicos, amén de la financiación estatal y que lleva años bajando perjudicando de esta forma a las infraestructuras y a los medios que se ponen en beneficio de las y los ciudadanos en general y humildes o empobrecidos en particular.

En consecuencia el porcentaje de Producto Interior Bruto, es decir el total de dinero y riqueza que España produce dedicado a educación, pensiones y salud, pero también infraestructuras públicas, se reduce cada año y este año sigue el camino descendente.

Los presupuestos de 2018 son los de la profundización en la desigualdad.

Es pues imprescindible frenar estos presupuestos generales del estado. Es por ello imprescindible formar un frente amplio anti-austeridad y pro-reparto. Es imprescindible de una vez por todas acabar con este nefasto dominio del PP, que en medio de la corrupción y la represión política acaba con el sector público y con el estado providencia. El objetivo es no hacer nada y tan solo invertir y mal en seguridad y defensa, pero mal insistimos.

El PP fabrica desigualdad, por eso animamos a todas las fuerzas parlamentarias y en especial al PSOE a resistir con la máxima dureza posible, no porqué confiemos en sus dirigentes, sino por coherencia con sus votantes, pero eso le obliga a una ruptura total con la derecha y con la imposición del techo de gasto. Como socialistas que somos, entendemos que las desigualdades y las rebajas fiscales a ricos, grandes empresas, bancos y multinacionales son un robo a todas y todos los habitantes del estado español. El techo de gasto es una acción criminal en lo social, que impide la autonomía política. De esta forma caminar hacia la distribución de la riqueza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable P. Juana Posadas. +info....
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios.. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.